Tipos de piedras para jardín

Las piedras o gravas son uno de los complementos más bonitos que podemos utilizar para decorar nuestro espacio exterior.

Su resistencia, durabilidad, y elegancia, las hacen un elemento indispensable en nuestro jardín.

Hay diferentes tipos como os explicamos más adelante y con ellas puedes hacer zonas de paso, utilizarlas para decorar un maceta o para darle un toque diferente a tu jardín. Sólo tienes que elegirlas correctamente.

Ahí tienes algunos consejos: 

Gravas, gravillas, piedras naturales, dados de mármol, virutas o corteza de pino, complementos

Para elegir estos complementos para tu jardín correctamente, antes debes conocer los diferentes tipos que existen, los más utilizados son los siguientes:

Las gravas, gravillas o bolos, tienen gran variedad tanto en tamaño como en color y textura. Con las gravas o gravillas se pueden formar caminos, darle un toque final a las macetas o decorar fuentes,  estanques o cursos de agua. Además contrastan muy bien con el color del césped.

Los tamaños pequeños son ideales para caminos de paseo, en cambio para sendas decorativas se utilizan los ejemplares más grandes o bolos de mármol, graníticos con acabados redondeados que deberás delimitarlos con bordillos. Los colores pueden ser variados, las blancas y las negras son elegantes, bonitas y modernas.

También las puedes encontrar en colores marrones, grises o los atrevidos rojizos, todos ellos muy aptos para la decoración de tu jardín. También están los triturados con un aspecto más rústico y natural. 

Las piedras naturales como las mezclas de conchas dan un aspecto agradable, fresco, armónico y mediterráneo.

Los dados de mármol, cortados en forma de cubo los tienes en color blanco, rojo, amarillo, verde marfil, negro o rosa. Le dan un toque más moderno y ordenado a tu jardín, aunque son bastante más costosos.

Las virutas o la corteza de pino decorativa son materiales naturales que también encajan en tu jardín aunque por estar expuestas a un proceso natural hay que ir reponiéndolas con el tiempo.

Las piedras grandes aportan una sensación natural y un estilo oriental. También tienes las bolas decorativas completamente redondas en diferentes tamaños, que le dan un toque más moderno. Los monolitos, Moáis o Buddhas son otra opción exótica y exclusiva para ambientar tus rincones favoritos.     

Independientemente de la piedra que elijas, asegúrate de poner una buena base fuerte y una lona antigerminante debajo para evitar las malas hierbas. 

Como ventajas de este tipo de materiales podemos deciros que son económicas, nos ayudan a tener un jardín más sostenible de bajo consumo de agua, son relajantes, de fácil colocación y que pueden servir de alarma ante la entrada en casa de ladrones (las gravas hacer ruido al pisar). Como inconvenientes hemos de decirte que algunos son un poco más sucios o perecederos pero vale la pena asesorarte bien con tu paisajista ya que el resultado es maravilloso.

En Virgili Paisajismo podemos ayudarte a elegir el tipo de piedra y demás materiales para tu jardín, con el objetivo de diseñar un entorno integrado y que se ajuste a tus exigencias.

Leave a Comment

passivhaus virgili paisajismoboceto de paisajista

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar