¿Cuál es el sistema de riego más apropiado para mi jardín?

Actualmente, existen diferentes sistemas de riego de jardín, pues mantener tu césped y plantas de exterior en buen estado, depende en gran parte de la humedad que reciben.

Es aconsejable no excederse en los riegos y proporcionar a cada planta la cantidad de agua necesaria para su desarrollo sin que haya encharcamientos, o excesos, que puedan causar podredumbres, hongos u otras enfermedades.

Por este motivo, contar con un buen sistema de riego de jardín de tu chalet es fundamental. De hecho, en épocas de primavera y verano las plantas tienen que tener un mayor cuidado para sobrevivir a las altas temperaturas.

Además, si optimizas el agua de riego estarás contribuyendo a la sostenibilidad del planeta, pues no despilfarrarás recursos y ahorrarás dinero en tu factura.

Los sistemas de riego más utilizados

Si has pensado en instalar un sistema de riego en tu chalet, debes tener en cuenta que no todos los tipos de riego de jardín son iguales. Dependiendo de que plantas quieres regar y el lugar donde están ubicadas, necesitarás un sistema u otro.

Riego manual

Se realiza con manguera o regadera y es un sistema muy sencillo, pues lo único que necesitas es una toma de agua donde poder conectar la manguera o coger el agua con tu regadera.

Este sistema sirve para plantas pequeñas o huertos urbanos que estén cerca de la toma de agua, pues normalmente se utiliza para zonas de tamaño reducido por la gran cantidad de agua que se pierde.

Riego por goteo

Es una de las técnicas más efectivas para mantener las plantas de tu jardín en perfectas condiciones y de paso, ahorrar en el consumo de agua.

Lo bueno de este sistema es que el agua se distribuye directamente en las raíces de la planta, por lo que las hojas no se mojan, se evitan hongos y su instalación no es difícil.

Incluso, hay modelos en el mercado que incorporan un programador para que el riego se efectúe en las horas establecidas del día, sin necesidad de que vayas a activarlo manualmente.

Es un sistema muy automatizado y efectivo que incluso mantendrá tu jardín en buen estado cuando te vayas de vacaciones.

Sistema de difusión

Este sistema es similar al riego de jardín por goteo, con la diferencia de que va enterrado, por lo que no es visible.

Es un método efectivo, ya que alcanza entre 1,5 y 5 metros de cobertura de riego. Sin duda es un método muy solicitado para espacios amplios o jardines muy decorativos donde se pretende regar las plantas sin que haya gomas de por medio que afeen el paisaje.

Riego por aspersión

Este tipo de riego de jardín es el que se suele utilizar para el césped de los jardines, ya que se puede instalar para grandes superficies y es un claro imitador de la lluvia natural.

Lo bueno de este sistema es que permite aumentar la presión del agua, por lo que garantizarás que tu jardín quede completamente regado en poco tiempo.

Al igual que los demás sistemas, el riego de jardín por aspersores consigue reducir el consumo de agua en hasta un 75%, por lo que es un método económico para mantener tu jardín en perfecto estado.

Finalmente, debes saber que este sistema se puede programar y su instalación se debe hacer por profesionales del sector, pues al ir bajo tierra, su instalación es más compleja que las demás. De todas formas, si tienes alguna duda, puedes consultarnos, en Virgili somos unos auténticos especialistas del jardín.  

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar